sábado, febrero 24, 2024
Google search engine
InicioCombustible y PetróleoPor Vaca Muerta, YPF suma hoy en Mendoza un horno 100% argentino

Por Vaca Muerta, YPF suma hoy en Mendoza un horno 100% argentino


Llega a la refinería de Luján de Cuyo un horno que permitirá procesar más petróleo crudo. Se lo compraron a IMPSA, que vuelve al sector petrolero tras 15 años.

 

Los recursos petroleros que se encuentran depositados a unos 3000 metros debajo de la superficie atraen no solamente millonarias (aunque todavía escasas) inversiones para extraerlos, sino que derraman hacia toda la cadena industrial. Por las extraordinarias previsiones, el gigante argentino IMPSA, ex Industrias Metalúrgicas Pescarmona, volvió, después de 15 años, a ser un proveedor del sector oil & gas.
La fábrica argentina más grande de insumos para la industria energética, con sede en Godoy Cruz, Mendoza, entregará hoy un horno de 270 toneladas para la refinería que la petrolera estatal YPF tiene en la localidad mendocina de Luján de Cuyo, a unos 30 kilómetros. Para el envío, los gobiernos municipales dispusieron un operativo que mantuvo cortada por tramos la Ruta Nacional 40 desde el sábado a las 8, y que terminará hoy a las 18.
El horno CH1 de la unidad “Crudo y Vacío” permite calentar el petróleo que está siendo procesado a temperaturas de 380 a 400° para ponerlo en condiciones de ser destilado. En los días previos a las Fiestas de diciembre del año pasado, IMPSA se hizo del negocio a través de un proceso de licitación, que obligó a algunos ejecutivos de la empresa a postergar sus vacaciones.
Con 28 metros de alto, 22 de largo y nueve de diámetro, el horno que estuvo listo en apenas cuatro meses gracias al trabajo de 136 personas conseguirá la vaporización de la mayor parte de la mezcla de hidrocarburos que contiene el petróleo crudo (propano, butano y naftas, por ejemplo) y dejará en estado líquido a fracciones pesadas como el asfalto, que se reprocesará en otra torre.
Juan Carlos Fernández, CEO de IMPSA, sostuvo: “Este proyecto nos abre nuevamente las puertas al mercado petrolero, del cual IMPSA fue uno de los más importantes jugadores durante 35 años pero estuvo ausente durante los últimos 15. Los planes de desarrollos que se están desencadenando a partir de Vaca Muerta muestran un mercado potencial muy importante y no queremos estar ajenos”.
La ex compañía de Enrique Pescarmona había producido equipos para refinerías y plantas petroquímicas, pero hace 15 años decidió concentrarse en su core business, que es la fabricación de turbinas para represas hidroeléctricas en el exterior (instalaron más de 200 turbinas en 40 países por unos 50.000 MW de potencia, con el sudeste asiático como estrella), mientras había carencia de proyectos petroleros en la Argentina, según explicó Fernández, en Radio Con Vos.
IMPSA, que tiene 112 años en el país y una planta laboral superior a las 750 personas, fue reestructurada en abril del año pasado por una deuda acumulada mayor a los u$s 1100 millones. El 65% quedó en manos de un fideicomiso controlado por los acreedores, mientras que el 35% restante lo mantuvo la familia Pescarmona.
En los últimos meses, IMPSA se instaló fuerte en los medios por su competencia contra Voith Hydro Brasil, la subsidiaria de la compañía alemana que busca construir tres turbinas tipo Kaplan para sumar 276 MW en el brazo Aña Cuá de la represa hidroeléctrica binacional Yacyretá, compartida por la Argentina y Paraguay.
Además, en otras unidades de su planta en Mendoza, IMPSA finaliza la construcción del primer reactor nuclear argentino para la generación de energía atómica con el Proyecto Carem, que agregará 25 MW.

Fuente: El Cronista

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments