miércoles, junio 19, 2024
Google search engine
InicioCombustibleConfirmado: el Gobierno suspendió el aumento del 20% en los combustibles

Confirmado: el Gobierno suspendió el aumento del 20% en los combustibles

Para intentar contener la inflación, el Gobierno postergó por un trimestre el aumento de combustibles programado para el 1° de abril a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

El viernes el Gobierno pospuso nuevamente el aumento de impuestos a las naftas y combustibles que debía comenzar a correr a partir del 1° de abril: así se dispuso a través del Decreto 168/2023 publicado hoy en el Boletín Oficial.

Estas subas, que impactan de forma directa al precio de los combustibles en todo el país y, por ende, en la inflación, ahora se aplicarán a partir del 1° de julio de este año, por lo que se congelarán los valores de las naftas por tres meses más.

En los últimos años, el Gobierno dispuso siete suspensiones de aumentos a los combustibles: en el tercer y cuarto trimestre de 2021, todo el 2022 y el primer trimestre de este 2023.

 Según explica Sebastián Domínguez, titular de SDC Asesores Tributarios, «esto ha generado un incremento potencial que, al aplicarse, aumentará sustancialmente el precio de los combustibles con su correspondiente impacto inflacionario».

El atraso de los impuestos ICL e IDC sobre los combustibles se calcula en torno al 134%. Ahora, pese a que en abril debía aplicarse la corrección total de este porcentaje para ponerlo día, el Gobierno definió una nueva suspensión que mantendrá los valores finales de los combustibles sin cambios.

Así, los incrementos de dichos impuestos con las actualizaciones correspondientes a todos los trimestres atrasados «surtirán efecto para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil a partir del 1° de julio de 2023, inclusive», indica el Decreto 168 de este viernes.

De haberse aplicado, la actualización impositiva hubiese implicado un aumento de alrededor de un 22% para el valor promedio de la nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires.

Tal como ilustra Domínguez, «el aumento en los precios de las naftas hasta 92 RON, de más de 92 RON y virgen, hubiera sido de $ 37,239 por litro«. En este caso, así hubiese quedado la escala:

Ahora, tras la suspensión, el atraso acumulado deberá aplicarse a partir del 1° de julio junto al correspondiente al segundo trimestre del 2023, el cual se calcula en torno al 21%.

La medida definida por la Subsecretaría de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía tiene como objetivo aplacar la inflación del mes entrante y que esta no se dispare. Según el Decreto, la suspensión tiene como fin «asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios«.

«Debe tenerse en cuenta que, tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles«, remarca la definición en sus considerandos.

Sin embargo, para evitar este salto inflacionario, el Tesoro ya resigna una recaudación impositiva de alrededor de un 0,1% del PBI cada trimestre. En este sentido, el último informe al respecto de la consultora Economía & Energía indica que, con estas suspensiones, el Estado ya perdió un total de u$s 3105 millones de recaudación entre mediados del 2020 y el 2023. 

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments